Solicitar un presupuesto Calcule sus ganancias

Qué estás buscando?

Search
Generic filters
Exact matches only
Filter by Custom Post Type

El paso a paso de una instalación residencial

En este artículo queremos mostrar el proceso de instalación de un sistema fotovoltaico en un espacio residencial.

En concreto veremos la parte práctica, desde hacer una visita previa hasta la puesta en marcha de la instalación. De esta manera, os queremos mostrar cómo se realizarán las tareas y el porqué de cada paso.

Nuestro conocimiento viene de la experiencia en los Países Bajos durante más de 6 años y las instalaciones realizadas desde el 2019 en España. También le añadimos la experiencia de cada miembro del equipo, recibida en otras empresas del sector durante varios años.

 

1.- Visita previa y estudio:

El primer paso que realizamos será buscar la mejor localización para instalar todos los componentes de la instalación, paneles, cable, inversor, protecciones, comunicación y baterías. Todo esto se analiza en la visita previa, para buscar las mejores opciones tanto para el propietario del hogar como para nosotros.

Los paneles: siempre buscamos optimizar la instalación al máximo dentro de las características de la casa. Por otro lado, también intentamos que el nivel estético sea óptimo. Aquí es donde ofrecemos varias opciones y hablamos con el cliente para que pueda elegir la opción que más se ajuste a sus necesidades.

Los inversores: se solían instalar en áticos o sótanos ya que es un aparato que el usuario no tiene que utilizar y era preferible esconderlo. Actualmente los diseños han mejorado mucho y algunos clientes los instalan en sitios un poco más visibles. Nos adaptamos todo lo posible a los gustos del cliente si el hogar nos lo permite.

Las protecciones: se instala un cuadro de protecciones, dependiendo de la potencia generada por los paneles, instalamos una en la entrada del inversor (CC) y otra en la salida (CA) o solo una en la salida (CA). Suele ubicarse cerca del inversor.

El cable: se debe pasar el cable del tejado al interior de la casa y luego llegar a conectar la instalación al Cuadro Eléctrico de Baja Tensión (CEBT). Es uno de los elementos que nos gusta hablar con el cliente y adaptarnos todo lo posible a sus demandas.

 

Una vez hecha la visita previa y presentado al cliente todas opciones, ofrecemos un presupuesto. Si el cliente está de acuerdo, firmamos el contrato y nos ponemos manos a la obra.

 

2.- Tramites a realizar antes del inicio de obra.

Hay varios trámites a realizar antes de empezar la obra:

  • Pedir el permiso de obras en el ayuntamiento de la población.
  • Solicitar ayudas o posibles subvenciones disponibles del sector en el área de la residencia
  • Trámites con la compañía distribuidora en el caso que sea necesario.

Para todos ellos, se realiza un proyecto técnico para presentar todas las características y normativas que seguirá la instalación.

Todos estos trámites pueden durar entre una semana y tres meses, dependiendo del ayuntamiento o los trámites realizados.

 

3.- Inicio de obra.

Una instalación residencial, la suelen realizar dos o tres operarios, con una duración de 2 a 4 días, dependiendo de la complejidad de la obra.

El primer paso lo dedicamos a la instalación de la estructura de los paneles y el paso del cable al interior de la casa y su recorrido por dentro de la vivienda.

Estructuras en cubiertas planas.

Existen varios sistemas de estructura para los paneles. Estudiando el espacio que tenemos se valora el grado de inclinación que le queremos dar a los paneles para alcanzar el rendimiento óptimo. Cada sistema tiene su complejidad, alguno son más sencillos y otros un poco más laboriosos.

La finalidad es asegurar un sistema adecuado para su cubierta, que sea capaz de aguantar las adversidades climáticas.

Aquí podemos ver algunos ejemplos:

 

En cubiertas inclinadas.

Podemos encontrar varios sistemas también dependiendo de la cubierta, en tejas se trabaja con un perno o salva teja: el perno busca el encofrado de la cubierta o la viga de hormigón o madera que soporta la cubierta.

En el exterior es importante que salga siempre por la parte más alta de la teja para evitar filtraciones de agua en el futuro (siempre impermeabilizamos o sellamos la perforación).

Con el salvatejas  se evita hacer la perforación, pero solo se puede usar en cubiertas donde se pueda anclar bien en viga o encofrado, con la base del salva tejas y que las tejas se puedan extraer y recolocar.

 

 

 

 

 

 

En cubiertas de paneles de sándwich grecado o chapas onduladas se utilizan sistemas para anclarnos a las grecas o a la viga.

Una vez instalado el anclaje en la cubierta, se fijan los perfiles bases donde instalaremos los panes solares.

                 

El paso del cable.

El camino que debe realizar el cable va de las placas solares al inversor y del inversor al CEBT de la vivienda.

De las placas al inversor.

En instalaciones residenciales, por lo general, el circuito de corriente continua es de uno o dos grupos, lo que se traduce a un positivo y un negativo por grupo que tiene que llegar al inversor, más el cable de tierra. En el exterior, protegemos los cables con tubo corrugado, rígido o metálico.

Una vez llegamos al interior de la vivienda valoramos el paso por las cajas y tubos ya empotrados o trabajamos con canal o tubo dependiendo de la estética o petición del cliente.

Del inversor a la acometida tenemos la parte de corriente alterna (monofásica o trifásica) y un cable de comunicación para poder controlar el consumo y la producción de electricidad del hogar. Esto pasa por una caja de protecciones donde, dependiendo de la instalación, variará un poco sus componentes, pero suele estar formada por un diferencial, un magnetotérmico y unos fusibles de protección.

 

El siguiente paso, la conexión con las protecciones y la instalación del inversor.

Los inversores no son difíciles de instalar, su colocación y conexión es sencilla y siempre suele venir muy bien explicado por el fabricante.

La caja de protecciones suele estar cerca del inversor. Tampoco tiene ninguna complicación.

Otro aparato que se instala, es un pequeño contador en la acometida o cerca de ella que será el encargado de comunicar con el inversor la gestión energética de la casa. Cada marca tiene su propio contador y funciona de una manera u otra. Pero todos ofrecen al cliente el consumo eléctrico y la producción del sistema fotovoltaico.

 

La colocación de los paneles. Normalmente se instalan en la cubierta, podemos pensar que su instalación en esta zona puede desmerecer a nivel estético, pero tener unos paneles solares bien instalados, simétricos y alineados, le da un valor añadido a cada instalación, y a la vez lo hace agradable a la vista del cliente y a la de los propios vecinos.

                

 

La sujeción del panel con el soporte. Unas grapas en forma de T fijarán los paneles continuos y unas en forma de Z se montarán en los finales, donde solo se fija un panel.

                 

 

Las conexiones entre paneles son con los conectores MC4. Son conexiones preparadas para la intemperie, pero siempre nos gusta sujetar a la estructura toda, conexión para evitar el contacto con el agua.

                 

Una vez queda todo conectado, se realiza la puesta en marcha del sistema, comprobando que todo funciona correctamente.

Finalmente se tramita la legalización de la instalación y, en un periodo de 3 o 4 semanas, puede disfrutar de su energía fotovoltaica cubriendo gran parte de su demanda energética y contribuyendo hacia un cambio energético sostenible.

Publicado el: 08 julio 2020 Por: xavi